El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó el mensaje del Papa Francisco, con relación al asesinato de los sacerdotes jesuitas ocurrido en Chihuahua.

Y coincidió con el prelado en que “la violencia  no es el camino”, al tiempo de advertir que no cambiará la estrategia de seguridad del gobierno de la Cuarta Transformación.

“Él escribe un mensaje lamentando la situación en México. Al mismo tiempo, subrayando que la violencia no es el camino para conseguir la paz, que la violencia genera más violencia. Estamos totalmente de acuerdo”.

El pontífice expresó en sus redes sociales su consternación por el asesinato de los sacerdotes Joaquín César Mora y Javier Campos Morales, y resaltó que la violencia solo aumenta los sufrimientos:

“Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en #México, anteayer, de dos religiosos jesuitas y de un laico. ¡Cuántos asesinatos en México! La violencia no resuelve los problemas, sino que solo aumenta los sufrimientos innecesarios”.

Investigación a fondo

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional sostuvo que en el caso de los jesuitas se realizará una investigación a fondo sobre estos hechos y continuará la búsqueda de los responsables.

“Hay que investigar porque es inaceptable y además muy sospechoso que una persona así llevara una vida tan normal, porque, de acuerdo al informe de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua”, dijo el primer mandatario.

____

M21