El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que México no está exento de padecer una crisis económicas, sin embargo, dijo que el país está blindado con finanzas sanas.

En la conferencia de prensa matutina, subrayó que en su administración no ha habido devaluaciones ni se ha incrementado la deuda, pero hay que mantener la cautela ante los escenarios externos.

“Se cayó la economía, estamos creciendo, estamos recuperando, pero no por situaciones nuestras, eso sí lo puedo garantizar, pero por cuestiones externas no estamos exentos de que se pueda presentar una nueva crisis económica”.

Estamos preparados

Ante ello, dijo: “tenemos que estar preparados, no confiarnos, siempre actuar con cautela para evitar que en las crisis sufra nuestro pueblo, que se siga empobreciendo, evitarlo, eso es lo que estamos haciendo”.

Antes de partir a Tabasco para encabezar la ceremonia por el aniversario de la expropiación petrolera, el primer mandatario indicó que con el propósito de prevenir los efectos de una posible crisis en el exterior, su gobierno mantendrá la austeridad.

Austeridad republicana

Es decir, se dará prioridad a los gastos necesarios y se evitarán los superfluos, tal como lo ha propuesta en su estrategia de honestidad y austeridad republicana. 

“A partir de ahí ver qué se puede hacer para que haya más presupuesto sin aumentar los impuestos, sin gasolinazos, sin incrementar deuda. Claro que se puede, lo estamos demostrando”, expresó.

_______

M21