La primera buena noticia del nuevo año es la entrada en vigor de un aumento del 15 por ciento a los salarios mínimos en todo el territorio nacional.

El  beneficio impactará a 4 millones 552 mil 626 personas, que representan el 22.85 por ciento de los del total de los trabajadores inscritos en el  Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este aumento es el tercero que se aplica en los dos años de gobierno de la Cuarta Transformación y es la primera vez que el aumento incluye a las trabajadoras del hogar y los jornaleros agrícolas. 

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), estas dos nuevas profesiones tendrán un salario de 213.39 pesos en la Zona Libre de la Frontera Norte y de 154.03 pesos en el resto del país para las trabajadoras domésticas y de 160.19  pesos para para trabajadores agrícolas.

En los tiempos de la política económica neoliberal, los salarios mínimos, calificados por el sentir popular como minisalarios, no solo eran bajos, sino que iban en picada sistemática. 

Tan solo en 2018, los trabajadores vieron disminuidos sus ingresos en 2.52 por ciento y a los que les fue bien, contaron un incremento de, 0.78 por ciento. 

En la línea del bienestar

Un análisis de la Conasami indica que con la Nueva Política de Salarios Mínimos, durante 2019 los ingresos de los que menos ganaban se incrementaron en 9.63 por ciento y en 2020 crecieron 13.98 por ciento.

En tanto, los salarios de quienes más ganan crecieron 2.32 por ciento en 2019 y 2.20 por ciento en 2020.

Los incrementos en los últimos dos años, señala la Conasami, por primera vez ubicó a los salarios en la línea de bienestar individual mínima.

Hablando en plata

Hablando en plata, desde el 1 de enero de este nuevo año, el salario general pasará de 123.22 pesos a 141.70 pesos, en tanto que en la Zona Libre de la Frontera Norte, pasará de 185.56 pesos a 213.39 pesos. 

_____

M21