“De no ser por Genaro García Luna, a Felipe Calderón le hubiera resultado imposible sentarse en la silla presidencial de no ser por el hombre que se encuentra preso de NY tampoco hubiera podido permanecer en ella”