Al refrendar la lealtad  institucional de las Fuerzas Armadas, el general Luis Crescencio Sandoval, Secretario de la Defensa Nacional, aseveró que el camino de la vida militar es recto y no admite desviaciones.

Orador único durante la ceremonia conmemorativa al 110 aniversario del inicio de la Revolución mexicana, el general subrayó que el objetivo de la institución militar no es el poder ni el protagonismo sino el servicio a la patria.

En la ceremonia donde se dieron reconocimientos y ascensos dijo que cada condecoración exige reafirmar el compromiso con las instituciones y con la nación, para desarrollar el trabajo que les corresponde siempre en el marco de la legalidad.

“El camino que se recorre en la carrera militar es recto y no admite desviaciones de ningún tipo. Cada uno con su correcto actuar se va formando su propio destino”.

Las Fuerzas Armadas, dijo, siempre trabajarán cumpliendo los ordenamientos constitucionales sin distracción de la más elevada tarea que la patria les ha conferido: la defensa de la integridad, independencia y soberanía de la nación.

“Es evidente que no anhelamos ningún poder porque dependemos del ejecutivo a cuya autoridad no subordinados por ley y por la decisión democrática del pueblo de México, pero sobre todo por convicción”.

“El Instituto armado jamás ha buscado ni buscará protagonismo porque nuestra esencia es servir a la patria. Así pues, es evidente que no anhelamos ningún poder porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo”.

______

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here