• Las agresiones hacia las mujeres son consecuencia de una estructura política, social, histórica y cultural desigual para mujeres y hombres.

Es necesario sacar los crímenes contra las mujeres del ámbito doméstico por pertenecer a la esfera pública, toda vez que son consecuencia de la desigualdad histórica y social entre mujeres y hombres.

Así lo declaró la titular de la Secretaría de las Mujeres, Ingrid Gómez Saracíbar, en la reinauguración de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales I, en Cuauhtémoc.

“Atacar el cuerpo de las mujeres, es atacar también a una comunidad. El mensaje es para las mujeres y para su comunidad. No es un ataque personal. Es importante dejar de creer que los crímenes contra las mujeres y los crímenes atravesados por el  género, son crímenes del ámbito doméstico y personal”, expresó.

Durante el evento en el que se presentaron las instalaciones de la agencia, como parte del cumplimiento de acciones por la Alerta de Violencia contra las Mujeres, Gómez Saracíbar detalló que las agresiones contra las mujeres “devienen de un estructura política, social, histórica, cultural, donde el mandato para hombres y mujeres es desigual”.

Agregó que se trata de “un mandato centrado en relaciones de poder que se refirma en  cada uno y todos los espacios donde confluyen estas relaciones: el doméstico y el público”.

En ese sentido, señaló como indispensable mirar todos los crímenes contra las mujeres desde una perspectiva de género:

“Es relevante la capacitación y la sensibilización en perspectiva de género de las personas encargadas de atender, investigar, juzgar y acompañar a las víctimas en estos delitos, destacó.

Asimismo, exhortó a las personas funcionarias a no bajar la guardia y redoblar esfuerzos, pues es fundamental que la administración pública acompañe a las víctimas, e incluso hacer propio el llamado de las jóvenes:

“Ni una más, pero sobre todo, ni una menos”.

En el evento estuvieron presentes la Fiscal General de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos y el presidente del Consejo Ciudadano, Salvador Guerrero Chiprez.