Por Marco I. Dávila C. / Instagram: @xmiraza | Twitter: @pormiraza1

A casi un año con Joe Biden al frente del gobierno de los Estados Unidos, una propuesta de reforma migratoria ha sido aprobada en el Congreso, y ahora se dirige hacia el Senado donde, de aprobarse, sería firmada por Biden y convertida en ley. 

La aprobación de esta reforma acabaría con esa terrible condición de deportables que padecen muchas personas. 

No beneficiaría a todos pero sí a millones de personas, y con ello se le pondría un alto a la eterna inacción de los políticos.

Si bien es algo bueno el que haya un gran número de políticos que apoyan la reforma migratoria, también hay que decirlo, muchos miembros del Partido Demócrata no han abrazado, ni abrazarán, la causa de los indocumentados con la pasión necesaria para luchar hasta el final por una reforma migratoria que sea amplia e incluyente. 

Si los legisladores del Partido Demócrata apoyan solo cuando es políticamente cómodo y conveniente, lo mínimo que esperamos de ellos es que lo hagan con un mayor empuje, así como si en verdad quisieran que se apruebe la bendita reforma migratoria.

Por su parte, uno de los errores de quienes están en contra de la migración irregular es hacerse los ciegos y echar abajo todo sin siquiera considerar propuesta alguna relacionada con una reforma migratoria. 

Cuándo entenderán que no pueden deportar a todos y que un muro no sirve para nada. 

Si los políticos anti inmigrantes siguen en esa cerrazón, dominados por prejuicios, por odio y en general por un espíritu anti inmigrante que les carcome las entrañas, el fenómeno de la migración irregular seguirá sin solución alguna.

Estamos hoy frente a dos opciones: 

  1. Suponiendo que el Senado detiene la propuesta, seguirá entonces la misma situación, las mismas promesas y las mismas excusas. Todo seguirá igual.
  2. Suponiendo que el Senado la apruebe, esta reforma sacaría a millones de personas del limbo legal en que actualmente se encuentran. Y con ello se haría historia.

Lo que sí debe de quedar muy claro es que mientras persista la inacción de las y de los políticos, el tema de la migración irregular seguiría sumergido en el mismo círculo vicioso de cada 4 años.

Hoy el Senado tiene una gran oportunidad de corregir en buena parte el tema de la migración. Pero, eso sí, pase lo que pase, debemos seguir exigiendo: ¡legalización para todos ahora!

Email: maidaca85@gmail.com | Facebook: Ixtli Amoxtli 

____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here