Eduardo Germán María Hughes Galeano, mejor conocido como Eduardo Galeano, abrió los ojos de una generación sobre la realidad del subcontinente con su libro “Las venas abiertas de América Latina”, publicado en 1971. 

Antes de esta obra magnífica, Galeano escribió “Los siguientes días” en 1963; y “Guatemala, país ocupado”. Posterior a su obra más conocida, publicó “La canción de nosotros” en 1980; y otro de sus libros más leídos “Memorias del fuego”. 

Periodista, escritor, activista, militante, considerado uno de los escritores más influyentes de la izquierda latinoamericana, sus textos son indispensables para entender la evolución del pensamiento progresista de finales del siglo pasado y principios del actual.

Nació en Montevideo, Uruguay, el 3 de septiembre de 1940. Murió en esa misma ciudad el 13 de abril de 2015. 

De joven trabajó como obrero, dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo, cajero de banco, entre otros oficios. A los 14 años vendió su primera caricatura política en el semanario El Sol, del Partido Socialista de Uruguay.

Comenzó su carrera periodística a los 20 años como jefe de Redacción del semanario marcha, fundado y dirigido por Carlos Quijano, a quien consideraba su “padre periodístico”. 

“Cuadernos de Marcha” fue una revista que daba la vuelta a América Latina, guía del pensamiento progresista y una lección permanente de periodismo profundo e investigación.

En esa revista escribieron Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Adolfo Gilly, Manuel Maldonado, Denis y Roberto Fernández Retamar,

El golpe de Estado del 27 de junio de 1973 en Uruguay, condujo a Galeano a la cárcel y posteriormente al exilio. 

Su obra fue censurada por las dictaduras militares de Uruguay, Argentina y Chile. 

A principios de 2006, se unió a figuras como Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Ernesto Sábato, Luis Rafael Sánchez, Mayra Montero, Ana Lydia y Pablo Milanés para exigir la soberanía de Puerto Rico.

En abril de 2009, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, entregó un ejemplar del libro de Galeano “Las venas abiertas de América Latina” a Barack Obama, durante la Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago.