Esteban Tamayo Tamayo luchó por la Independencia de Cuba, al lado de Antonio Maceo y Máximo Gómez. 

Nació el 3 de agosto de 1843, en Bayamo, y es recordado como protagonista de la Protesta de Baraguá. Uno de sus méritos fue el haber organizado civiles y convertirlos en soldados desde su finca. 

Los conflictos internos del Ejército Libertador impidieron en un momento una estrategia única para lograr el cometido; sin embargo, La Protesta de Baraguá fue la respuesta política que colocó como prioridad los objetivos de la lucha independentista y sus contenidos expresados en el Manifiesto del 10 de Octubre. 

Dicha protesta es un hecho simbólico en la lucha por la independencia de la isla caribeña, que demostró a la corona y al mundo la determinación inquebrantable de la búsqueda de la libertad. 

Esteban Tamayo fue deportado, lo cual le sirvió para fortalecer sus posturas y considerar imprescindible su movimiento. 

De regreso a Cuba en octubre de 1881, incorporándose un año más tarde a la conspiración de La paz del Manganeso, liderada por Antonio Maceo, Tamayo fue ascendido a General de Brigada el 1 de mayo de 1896. Cayó en la batalla de “Las Carolinas”, cerca de Matanzas, el 21 de mayo de 1896.