Al encabezar la presentación del informe del fraude fiscal por 55 mil 125 millones de pesos, por parte de 43 empresas factureras, contra las que se presentarán querellas, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que el plan de su gobierno es acabar con la peste de la corrupción, para lograr el renacimiento del país.

“Estamos enfrentando la pandemia del coronavirus, estamos también enfrentando la peste de la corrupción: con una mano enfrentamos el coronavirus y con otra, con puño cerrado, a la corrupción. Porque si desterramos la corrupción del país se va a lograr el renacimiento de México. Y lo vamos logrando”.

Prueba de ello es la denuncia pública de las empresas factureras: “cuándo se había presentado una denuncia de defraudación fiscal como la que se acaba de dar a conocer. Esto fue tolerado por muchos años y desde luego que participaban funcionarios público y algunos empresarios y medios de comunicación. Era la corrupción somos todos”, expresó.

En el detalle del ilícito, la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, destacó que el fraude fiscal asciende a 55 mil 125 millones de pesos, realizado a través de operaciones simuladas.

El primer paquete de denuncias implica a 43 empresas factureras con las que participaron 8 mil 212 empresas, las cuales presentaron operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos, dejando de pagar 24 mil 583 mdep del ISR y 11 mil 396 mdp de IVA. 

Las empresas factureras pagaron nómina, pero no pagaron al SAT la retención del ISR por 19 mil 146 mdp y dejaron de pagar en contribuciones totales al SAT por 55 mil 125 mdp.

Por su parte, el titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, informó que se presentarán siete querellas contra las empresas factureras, por defraudación fiscal y lavado de dinero para equiparar el delito a delincuencia organizada.

Indicó que la penas alcanzarían hasta nueve años por defraudación fiscal, 16 años por delincuencia organizada además del decomiso de bienes.

______

M21