Tras afirmar que todo acto de corrupción será castigado, el presidente Andrés Manuel López Obrador, subrayó que no se permitirá a ningún funcionario de gobierno su participación en el periodo electoral y se vigilará que el presupuesto federal no sea utilizado para favorecer a candidatos.

El la conferencia de prensa matutina ofrecida hoy en Tlaxcala, el mandatario sostuvo que “no se va a permitir que ningún funcionario se involucre o participe en procesos electorales. Vamos a estar muy al pendiente de las autoridades estatales para garantizar que haya elecciones limpias y libres”.

Dijo que si los gobiernos estatales aplican prácticas como la compra de votos, acarreo o reparto de dádivas “si se meten y se demuestra que se está utilizando dinero público o está interviniendo el gobierno en las elecciones, el responsable tiene que ser castigado”.

Advirtió que su obligación es denunciar y cumplir el compromiso de acabar con la corrupción y recordó que ahora el fraude electoral es delito grave, por lo que la Fiscalía Electoral estará atenta a los casos.

“Yo estoy obligado a denunciarlo y lo voy a hacer porque otro de los compromisos que tenemos como parte fundamental de la transformación es acabar con los fraudes electorales, garantizar que haya democracia”.

______

M21

Comments are closed.