El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que a pesar de los avances, en Chiapas hay una deuda de justicia social que se comprometió a saldar a través del gobierno de la Cuarta Transformación cuyo eje prioritario son los pobres.

“La Cuarta Transformación en Chiapas tiene, como en todo el país, el deber de atender de manera preferente a los más necesitados bajo el criterio de que por el bien de todos, primero los pobres”, expresó en su discurso por el Bicentenario de la Independencia de Chiapas de la Corona Española

“A nosotros nos corresponde pagar la deuda de justicia que tiene el gobierno con el pueblo de Chiapas, en especial con los indígenas y los marginados del campo y de la ciudad. Que no se nos olvide, esa es nuestra misión”, aseveró.

En Comitán, Chiapas donde el pueblo en 1821 se sumó a la lucha de Independencia, el jefe del Ejecutivo resaltó que no obstante su presencia en luchas de transformación, la entidad vive rezagos en lo social y política.

La pobreza y la búsqueda de justicia social, incluso, fueron detonantes para el surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, mencionó.

Por ello, dijo, “una asignatura pendiente es hacer realidad la justicia social”, así como desterrar la corrupción para una mejor distribución de la riqueza primordialmente entre la gente pobre.

La Cuarta Transformación, subrayó, “es luchar por una sociedad mejor, una sociedad más justa, más igualitaria, más fraterna”.

Hechos no palabras

Chiapas es el estado de la República con más presupuesto para el bienestar. Este año se otorgaron 33 mil 981 millones de pesos de la federación, subrayó el primer mandatario. 

No les fallaré

“Pero como ya lo expresé falta todavía mucho por hacer en beneficio del pueblo de Chiapas. Por eso, mi compromiso en esta fecha histórica, en Comitán, de seguir gobernando por el bien de los chiapanecos, a quienes nunca, nunca les fallaré”, declaró.

____

M21