El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la muerte de la actriz Isela Vega, icono del cine mexicano, quien en su activismo político lo apoyó a denunciar el fraude electoral de 2006.

Isela Vega, ganadora de cinco premios Ariel, uno de ellos en 1984 como mejor actriz por la película La viuda negra, de Arturo Ripstein, cinta filmada en 1977 y que permaneció enlatada por la censura del régimen priísta practicante de la doble moral. 

En La viuda negra Isela Vega da vida a Matea, una mujer que es seducida por el médico del pueblo, quien al verse rechazado la difama con el argumento que ella tiene relaciones con el cura. El pueblo se vuelca contra Matea y se encierra en el templo, donde termina sosteniendo una apasionada relación con el sacerdote, pero él enferma y muere ante el rechazo del médico y del pueblo. Matea se convierte en una ‘sacerdotisa’, pero el pueblo le endilga el mote de ‘viuda negra’.

“Mujer transgresora de nuestro cine. Actriz, guionista, productora y directora de historias poderosas”, Isela Vega falleció este miércoles 10 de marzo a los 81 años de edad víctima de cáncer.

Isela Vega fue la primera actriz a quien se catalogó como “sex symbol”, por sus actuaciones “atrevidas”, con escandalosos desnudos en la pantalla grande. 

Siempre con nosotros

“Quiero mandar un abrazo cariñoso a todos los familiares de Isela Vega, que falleció ayer”, dijo el Presidente este miércoles en la conferencia matutina en Palacio Nacional.

“Isela Vega siempre nos apoyó. Una mujer extraordinaria, libertaria, una mujer de avanzada. Nuestro pésame. Me acuerdo que me acompañó cuando el fraude del 2006, ahí estuvo, bueno, aquí en el Zócalo, siempre con nosotros”.

____

M21