Por Berna Valle @BernaValle1

México no es un meme, ni es un chiste, ni remotamente puede ser motivo de burla la marginación, la pobreza y la destrucción que dejó a su pasó el neoliberalismo.

Quizás esa es la razón de por qué las jóvenes como Brenda Lozano y la ultraderecha, no entienden nuestro enojo, nuestra indignación, nuestra animadversión a que un funcionario público sea promotor de la burla hacia la institución social más importante de nuestro país: la presidencia. 

En ningún momento se duda de la capacidad creativa de esa persona, ni de sus atributos literarios que desarrolló gracias a su educación privada y a su experiencia de vida en el extranjero. Tampoco se le niega su derecho a la libertad de expresión. 

Sin embargo, Brenda no comprende al gobierno de López Obrador.

En repetidas ocasiones, en su columna de opinión de El País ha acusado al gobierno de la 4T de feminicida. 

Pero a Brenda Lozano siempre se le olvida mencionar que la 4T tiene el número más alto de feminicidios porque es el único gobierno que los ha considerado en la cifra oficial.

Infodemia y descomposición social

El tipo de opinología que hace la señorita Lozano, se llama INFODEMIA. El objetivo de este mecanismo de comunicación es generar desinformación y percepciones equivocadas sobre algo, en este caso la finalidad es crear desconfianza en las instituciones sociales. 

No es una simple “visión crítica” se llama tergiversación de la realidad. Faltas a la verdad o mentir.

El tejido social de nuestra nación está descompuesto, la falta de respeto, la mentira y la falta de confianza hacia las instituciones es lo que nutre esa descomposición. 

Quienes atentan contra nuestras instituciones, atentan contra el tejido social. Burlarse de nuestras instituciones y crear desinformación, sólo son síntomas de que no respetamos a las instituciones. 

Significa que no confiamos en ellas, que no las admiramos y más importante aún, implica que no las entendemos. 

Eso no es un delito. Es un síntoma de despolitización e inmadurez. Muchos de los que votamos por Andrés Manuel López Obrador de vez en cuando pecamos de inmadurez política, y por eso no somos funcionarios públicos, se llama CONGRUENCIA. 

El ser y el deber

No obstante, quiénes representen a nuestras instituciones de 2021 a 2024 

  • deben ser los mejores perfiles,
  • deben creer en las instituciones de la transformación, 
  • deben entender por qué las cosas funcionan cómo funcionan, 
  • deben estar totalmente comprometidos con la transformación de la vida pública de México, 
  • deben ser nuestros referentes para ser mejores ciudadanos.

El privilegio de destruir las instituciones es un pecado social y ese es el pecado de Brenda Lozano, por eso no puede y no debe ser funcionaria pública. No de este gobierno.

____

M21