El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que el Senado de la República podría hacer cambios a la Reforma Eléctrica, siempre y cuando respete la esencia, es decir que se considere como un bien nacional.

“Siempre y cuando se mantenga la esencia de la iniciativa. ¿Cuál es la esencia de la iniciativa?: que la industria eléctrica sea una industria estratégica propiedad de la nación, de todos los mexicanos y que la generación, la distribución de la energía eléctrica no tenga propósitos de lucro”.

En la cita matutina con los medios de comunicación en Palacio Nacional el primer mandatario subrayó que si en la discusión de la Reforma Eléctrica “se sostiene la rectoría del Estado en el manejo de la industria eléctrica, adelante”.

Asimismo, aclaró que la Reforma Eléctrica no conlleva ni expropiación ni nacionalización, lo que busca es que el Estado controle el 54 por ciento del mercado eléctrico, contra el 46 por ciento de las empresas privadas. 

“No es una expropiación, una nacionalización. Necesitamos fortalecer la Comisión Federal de Electricidad porque si no, no podemos garantizar precios justos.

Además, dijo, tiene que haber orden, y esa es la función del Estado.

Litio, mineral estratégico

El presidente López Obrador destacó que ahora los opositores solo están aparentemente enfocándose en la Reforma Eléctrica sin mencionar el litio.

“No se atreven al litio, pero no les gusta que el litio sea propiedad de la nación, porque quisieran que fuese como las concesiones que se dan para la explotación del oro, de la plata, de otros minerales”.

Pero con eso no habrá concesiones privadas, porque el litio es un mineral estratégico, afirmó.

____

M21