El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó ser el culpable del desplome de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México que causó la muerte de 26 personas y aún mantiene hospitalizadas a 16. 

No es como lo afirman los periodistas Joaquín López Dóriga y Héctor Aguilar Camín, quienes achacan la fractura de la trabe a la política de austeridad que deriva en falta de mantenimiento. 

Pero, no es el presidente el culpable, afirmó. Los comentarios de dichos periodistas son por haber perdido sus ingresos como comparsas de la élite que gobernó a México.

“Es lo del Metro, les comentaba yo la conversación de López-Dóriga con Aguilar Camín, también culpándome, que porque hay una política de austeridad”.

Es decir, “como no hay derroche en el gobierno, como no se les da dinero a ellos y a todos los de la cúpula del poder, como era antes, pues yo soy el responsable de la tragedia de Tláhuac”, explicó.

El primer mandatario dijo que la investigación en torno a la tragedia de la Línea 12, dará a conocer que detonó el desplome.

“Posiblemente la responsabilidad tenga que ver con la construcción, con el cálculo estructural, con la debilidad, fragilidad de la trabe, con hundimientos, con la falta de mantenimiento. No, es el presidente el culpable”.

Así que los periodistas pueden seguir ejerciendo su derecho de opinar, señaló López Obrador.

“Ni modo que yo me esté preocupando tanto por esas opiniones; me ocupo, porque es mi trabajo”, asentó.

_____

M21