Al tiempo de llamar a apretar el paso, en los últimos dos años de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió en la continuidad de la Cuarta Transformación, incluso con sustitutos que pueden ser mejores que él.

“Convoco a que nos apuremos, porque ya me faltan dos años y tres meses y ya está tomada la decisión, porque es una cuestión de principios, yo ya me voy a jubilar terminando mi mandato, ya cierro el ciclo y va a haber relevo generacional”.

En la gira de fin de semana iniciada en Oaxaca donde supervisó el plan de apoyo a los damnificados del huracán Agatha, y siguió por Estado de México y Morelos donde inauguró sucursales del Banco del Bienestar, también llamó a la calma, a no preocuparse porque quien le suceda en el cargo.

“No se preocupen, porque los que vienen a sustituirnos pueden ser mujeres, hombres hasta mejores que el que les está hablando”.

Andrés Manuel López Obrador

De lo que no hay duda es la fortaleza y madurez política del pueblo.

“Lo mejor que tenemos ahora es nuestro pueblo, porque ya cambió la mentalidad de nuestro pueblo”, aseveró.

Por el bien de todos

El Primer Mandatario resaltó que antes el gobierno era como un comité al servicio de una minoría rapaz. Se gastaba todo el presupuesto y los bienes de la nación los entregaban a particulares nacionales y extranjeros. 

Los gobiernos anteriores, dijo, eran de ricos, una oligarquía y no una democracia.

“Ahora no, ahora hay una auténtica democracia, gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Y se atiende a todos, se escucha a todos, se respeta a todos, pero se le da preferencia a la gente humilde. Por el bien de todos, primero los pobres”.

_____

M21