Bombas, mangueras, buzos, extracción constante de agua durante más de 300 horas para rescatar a un grupo de 10 mineros atrapados desde el pasado 3 de agosto en El Pinabete, en Sabinas, Coahuila.

Este día se adiciona a todos los esfuerzos, la interlocución con dos empresas extranjeras, una Alemana y otra de Estados Unidos, para saber cuál puede aportar la mejor opinión para instrumentar nuevas estrategias de rescate.

Opinión, que deberá tomar en cuenta las condiciones del Pinabete, uno de los pozos excavados en la rica zona minera, que hoy reporta un accidente más a los históricamente registrados. 

La coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, informó que el acercamiento con las empresas extranjeras responde a una demanda de los familiares de los mineros, quienes así lo requirieron.

“Nos acercamos, estamos atendiendo sus necesidades básicas para que la estancia en la mina Pinabete y la espera sea un poco más tranquila. Estamos con ellos, no los dejamos, son muy importantes para nosotros”, expresó.

Destacó la instalación de 13 bombas con una capacidad de extracción de agua de 437 litros por segundo, de las cuales seis están ubicadas en los pozos de tiro y siete más se localizan en los barrenos.

Informó que este martes 16 de agosto, se harán estudios geofísicos para determinar la ubicación de huecos por minado subterráneo, lo que abonará a la construcción del muro de contención de agua entre ambas minas. 

Un día más.

____

M21