El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los ex presidentes no son sus enemigos, sino sus adversarios, quienes aplicaron una política que combatió por años.

Pero con Vicente Fox tiene diferencias de fondo, porque defraudó la confianza del pueblo de México, al regirse por la política neoliberal, cuando dijo que  las cosas iban a cambiar y no sólo eso, también traicionó la democracia.

“¿Ustedes creen que yo tengo odio hacia Fox? No, para nada. Le debe de dar pena a la gente que votó por él, porque mucha gente pensó que iba a haber un cambio y siguió con lo mismo, y con el agravante de que dirige un fraude electoral”.

El Primer Mandatario recordó durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, que cuando Vicente Fox llegó a la Presidencia, “luego de que él llega a la Presidencia por un movimiento democrático opositor, se convierte en un traidor a la democracia”.

Dijo que el colmo, fue que después de que se logró hacer a un lado al PRI, luego de décadas de lucha de todas las corrientes del pensamiento Fox operó un fraude.

“Era una lucha que venía de opositores de derecha, de opositores de izquierda, para hacer a un lado al partido único, al partido de Estado, él traiciona ese movimiento y al final, en vez de respetar la voluntad del pueblo, participa, encabeza el operativo de fraude cuando nos roban la Presidencia de la República”.

Adversarios

López Obrador señaló que sus predecesores son adversarios y aplicaron una política benéfica para una minoría.

“Entonces, las diferencias son de orden político, no en lo personal. Yo no odio, lo que creo es que esa política que ellos impulsaron y llevaron a la práctica benefició a minorías, auspició la corrupción y produjo el atraso de México y el empobrecimiento de nuestro pueblo, ese es el fondo del asunto.

____

M21