Gracias a los excedentes por venta de petróleo crudo, el Gobierno de México puede asumir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y así mantener sin aumento los precios de los combustibles.

Así lo expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa.

“Ahora estamos produciendo petróleo; está alto el precio y esto influye en el aumento de los precios de las gasolinas, pero nosotros en el balance podemos ayudar a los consumidores con un subsidio y, al mismo tiempo, que no impacte en la inflación”.

Todo esto, dijo, no solo hace mantener sin aumento los combustibles sino incluso a un menor precio que en otros países.

“No tenemos problema porque en el balance nos alcanza para mantener la gasolina sin aumento, el diésel sin aumento”.

“Yo le digo al pueblo de México que no van a aumentar estos precios ni de la luz”, subrayó.

Hablando en plata 

Actualmente, el precio de la mezcla mexicana de exportación se estima en 110.92 dólares.

El costo real de la gasolina Magna ha bajado 3.4 por ciento; Premium, menos 2.4 por ciento y el diésel, 3.9 por ciento.

——

M21