La misión de la Organización de Estados Americanos, que está en México para observar el proceso electoral del 6 de junio, se ha convertido en el departamento de quejas de la oposición.

Ahora el partido Movimiento Ciudadano lanzó un comunicado informando que presentó ante dicho organismo internacional una denuncia por los “hechos y violaciones constitucionales en las que ha incurrido el Presidente de la República”.

Dichos actos, asienta Clemente Castañeda, coordinador del partido anaranjado, “conforman una conducta violatoria a la Carta Democrática Interamericana”.

Presidente mal plan

Según Castañeda México atraviesa una “polarización exacerbada” promovida por el Presidente López Obrador contra la “autonomía de las entidades electorales” (o sea el INE y el Tribunal Electoral).

La polarización, afirma el líder del movimiento naranja, es “producto de la posición que ha marcado el Presidente de la República”.

Andan muy ocupados viendo cómo acusar al presidente ante la OEA, organismo que seguramente ya abrió la ventanilla de quejas de los partidos opositores al Presidente y al Movimiento Regeneración Nacional, o sea, Morena.

Están duro y dale, dirá el Presidente Andrés Manuel y los mandará directo a la ventanilla de quejas porque en este país “todos podemos denunciar, no hay limitación, no hay censura, prohibido prohibir y se quiere ir a la OEA, a la ONU, a cualquier organismo internacional, todos podemos hacerlo, no tenemos nada que esconder y nada de qué avergonzarnos”. 

Por si estaban con el pendiente.

____

M21