El Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó en la sede de Naciones Unidas, ahora está en la mesa del G20 que sesionará en Yakarta, Indonesia en 2022.

Fue el secretario Ebrard quien compartió la noticia durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador celebrada en Zapopan, Jalisco.

“Aprovecho para informarle al presidente que ayer presentamos su plan mundial en la reunión del G20, en Yakarta, y fue bien recibido por fortuna, porque se requiere que el G20 contribuya para ello”.

Para lo pobres del mudo

El Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar fue presentado por el mandatario nacional durante su visita a Nueva York para encabezar el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ahí, alertó sobre la prevalencia de la corrupción en el mundo y sostuvo que este fenómeno causa desigualdad, pobreza, violencia y migración.

Y lanzó la propuesta de implementar un Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar para garantizar el derecho a una vida digna a 750 millones de personas que viven en condiciones de pobreza en todo el mundo.

La propuesta del Presidente de México es que cada uno de los países integrantes del Grupo de los 20 aporte el 0.2 por ciento del PIB para contribuir a un fondo de apoyo a los más pobres del mundo. 

Otras dos fuentes para conseguir los fondos, de acuerdo a la propuesta, es el cobro a las mil personas más ricas del planeta de una contribución voluntaria anual del 4 por ciento de sus fortunas.

Así como una aportación similar por parte de las mil corporaciones privadas más importantes por su valor en el mercado mundial.

De lograrse esa meta de ingresos, se alcanzaría un fondo de alrededor de un billón de dólares para entregarse de manera directa a los más pobres del mundo.

_____

M21