Por Gerardo Fernández Casanova / gerdez777@gmail.com

Este martes fui testigo de la mejor explicación de lo que significa y ha realizado el gobierno de la Cuarta Transformación en voz del senador Martí Batres entrevistado en el canal  ‘Sin Censura TV’ de Youtube

Coincido con lo dicho por él y me permite ser enfático en el razonamiento del voto.

El acto de votar

En el acto de votar, los mexicanos disponemos del más excelso momento de libertad disponible: cinco minutos de ser soberanos y también patriotas capaces de participar en la definición del destino de nuestro país. 

Dejar de hacerlo es permitir que sean otros los que me suplanten y decidan por intereses que no necesariamente son los míos. 

Peor aún, hacerlo sin libertad por obedecer a una dádiva, sea en especie o en efectivo, es entregarle mi futuro a alguien que me va a traicionar para recuperar su inversión. ¡No! 

Por eso el voto es libre y secreto, para que nadie se apropie de mi libertad ciudadana.

2018, el poder del pueblo

En 2018 la gente se decidió a votar y lo hizo por un cambio de fondo y contra los gobiernos que nos dañaron con injusticia y la corrupción. 

Le entregamos el poder a quien pudo demostrarnos ser diferente y ofrecernos el cambio esperado por largo tiempo.

Lo logramos con gran amplitud tanto en la presidencia como en las cámaras, aunque nos faltó un pelito en la de senadores. 

Los representantes del viejo régimen de opresión quedaron severamente reducidos, pero aún con capacidad de patalear. No nos equivocamos.

Vamos bien

Hoy el país es gobernado por y para nosotros: el pueblo, es decir para toda la sociedad, y lo hemos hecho bastante bien, a contrapelo de la naturaleza inexorable y de la mezquindad insoportable. 

Una pandemia asesina que hemos sabido controlar y una pandilla que goza de la libertad para malpensar y maldecir, que miente y ofende, que se desliga del pueblo y se ampara en su inventada “sociedad civil” para discriminarnos y descalificarnos para ser soberanos y gobernar.

Una pandilla que se opone a todo lo que hacemos y nos pone trabas para hacernos fracasar, sin lograrlo; que intenta volver a engañar con baratijas para recuperar sus corruptelas. 

Esa pandilla está viva y grita desaforada mentiras que ya nadie les cree.

Por eso la enorme importancia de volver a votar como en el 2018, con toda la fuerza del pueblo libre y consciente. 

Para que no regresen a traicionarnos y robarnos debemos repetirles la dosis aumentada.

Votar es ser libres para ser felices. Además es gratis. No hay pretexto: TODOS A VOTAR EL PRÓXIMO DOMINGO.

_____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here