AMLO y Trump
Foto: @r_velascoa

Es posible que entre los gobiernos y sociedades de México y Estados Unidos exista entendimiento, “sin prepotencias o extremismos”, y que a su vez sirva para revertir el desequilibrio económico entre ambos con la cooperación bilateral, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador en su visita como invitado a la Casa Blanca, al lado de su homólogo Donald Trump. 

En el primer discurso del mandatario mexicano en Washington, durante su visita de Estado al país vecino, enfatizó que el tema primordial es el T-MEC, por lo que su aprobación y entrada en vigor representa un logro en beneficio de los pueblos de Canadá, Estados Unidos y México. Más aún, en el escenario de crisis económica global, derivado del Coronavirus. 

López Obrador agradeció la disposición de Trump; resaltó que el político estadounidense “nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía; en vez de la doctrina Monroe, usted ha seguido el consejo de George Washington, quien advertía que las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”. 

Más allá de la cercanía geográfica, sostuvo el presidente mexicano, “estamos unidos por diversos vínculos económicos, comerciales, sociales, culturales”. Y es que en México, agregó, más que ningún otro país del mundo viven y forman parte de nuestra sociedad 1 millón y medio de estadounidenses.

Por su lado, Donald Trump calificó como una “histórica victoria” la consumación del tratado comercial, así como la firma que hicieron ambos de la declaración conjunta en la que acordaron mantener los lazos de amistad, y el compromiso de mejorar la seguridad y el progreso bilateral. 

Luego de sostener un encuentro en privado, acompañados por los diplomáticos y funcionarios de la delegación mexicana, los presidentes recordaron las hazañas como gobernantes tanto de Abraham Lincoln como de Benito Juárez. 

“Ambos hemos sido electos para luchar contra la corrupción, regresar el poder a la gente”, opinó Trump al congratularse de la forma en que López Obrador ganó la elección presidencial y al agradecer que su primera visita al extranjero haya sido a Estados Unidos.