¿Surrealismo?, ¿incongruencia?, ¿simulación? o las tres anteriores es el menú que el presidente López Obrador le recetó al bloque conservador luego de la más reciente ocurrencia. 

“¿Pues qué creen? Ayer fueron a la Suprema Corte a decir que era inconstitucional la consulta, que estaba mal formulada la pregunta” para la revocación de mandato.

Bandazos

En la cita matutina con los medios en Palacio Nacional el jefe del Ejecutivo cuestionó los bandazos del bloque opositor que actúa bajo el membrete “Va por México”, pues lo mismo se juntaron para derrocarlo que para rechazar la Ley de Revocación de Mandato argumentando que la pregunta para la consulta de marzo próximo “está mal hecha”. 

“De manera increíble, hasta surrealista, los conservadores no quieren la consulta. Venían diciendo que querían que yo me fuera. ¿Se acuerdan de un movimiento que se llamaba o se llama Frenaaa? Era para que me fuera, y decían que iban a participar en la consulta”, refirió.

“Se agrupan todos los conservadores y el plan era ‘vamos a ganar la mayoría en el Congreso y luego le vamos a ganar en la revocación del mandato’, eso decían”. 

Y es que ayer el bloque opositor se tomó la foto a la salida de la Suprema Corte, donde se fueron a quejar de la consulta, que porque está mal formulada la pregunta, que porque es inconstitucional.

¿Qué es lo que están haciendo?: “simulando”, declaró el mandatario.

Moralmente derrotados

No es para menos, cuestionó el presidente López Obrador, “es una incongruencia que quienes se dicen demócratas rechacen mecanismos de democracia participativa en donde la gente va a tener la libertad de expresarse, de manifestarse”.

Y en la insistencia de rechazar los métodos democráticos, el bloque conservador saldrá mañana con la politiquería de convocar a los ciudadanos a no participar en la revocación de mandato, creyendo que son borregos que todavía toleran esas marrullerías, resaltó el Presidente.

____

M21