En 2018, el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a recuperar a las industrias eléctrica y petrolera, así como rehabilitar las 60 plantas hidroeléctricas del país.

Hoy, desde el estrado de la presidencia de la República en Palacio Nacional destacó que el plan está en marcha, con la meta de producir energías limpias y sobre todo liberar al Estado de la compra de energía a particulares. 

“¿En qué país del mundo una empresa que produce energía eléctrica recibe además del pago por la energía que vende, un subsidio? en ningún país, son estos contratos truculentos que se han hecho a lo largo de todo este periodo neoliberal”, destacó aquel enero de 2018 frente a la comunidad de Malpaso en Chiapas. 

Los compromisos se cumplen

Con la recuperación de la industria eléctrica y el petróleo, y la rehabilitación de todas las hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad, se logrará producir energía eléctrica, dejar de comprar en el extranjero y bajar las tarifas de la luz.

En la conferencia de prensa matutina de este 7 de enero de 2020, el mandatario nacional reiteró el plan y el propósito de garantizar de no aumentar los precios al  consumidor final.

Manita de gato

López Obrador informó que el plan de renovación contempla el cambio de turbinas y otros componentes, para producir energías limpias, de bajo costo y con ello también cumplir con los compromisos del Acuerdo de París.

“Vamos a modernizarlas para utilizar el agua de los embalses y generar energía con turbinas modernas, para seguir avanzando en el propósito de que haya energías limpias y revisar los convenios, más que nada el marco legal porque le cuesta mucho al Estado la compra de la energía eólica a particulares”. 

Tenían secuestrado al país

Al referirse a las empresas particulares que, dijo, “tenían secuestrado al gobierno”, los aumentos en el precio de la luz eran constantes, porque nos les importaba el pueblo de México, sino su interés estaba en el lucro, en hacer negocios.

_____

M21