Luego de un largo tiempo de abandono durante el periodo neoliberal, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo entrega al pueblo de Coahuila de la remodelación y ampliación de la Clínica-Hospital ISSSTE Piedras Negras.

“Lo que aquí se está haciendo es lo que tenemos que hacer en todo el país para mejorar los servicios médicos a los trabajadores que se desempeñan en funciones públicas: maestros, oficinistas, médicos, en fin, los trabajadores al servicio del Estado”, subrayó el mandatario nacional.

Las nuevas instalaciones tienen 21 camas y tres más de tránsito; once consultorios, equipo de rayos X, ultrasonido, carros rojos, una sala de urgencias con tres consultorios pediátricos, ginecobstétricos y de adultos, así como un quirófano totalmente remodelado junto con el área de tococirugía.

Así como se rescata al sector energético, también se recuperará al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y todo el sistema de salud que se fue acabando por la corrupción.

“Cuando asumí la responsabilidad de encabezar el Gobierno de México, como es sabido, encontramos muchos pendientes, había un tiradero de obras inconclusas de todo tipo, carreteras, puentes, trenes, universidades y muchas unidades médicas, centros de salud y hospitales”, detalló.

Agregó que no sólo era evidente el abandono de la infraestructura, sino el nulo interés  en dar un buen servicio a los mexicanos.

______

M21