El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no haya estado a la altura de las circunstancias en el periodo neoliberal, se derechizó, legitimaron la privatización porque intelectuales y académicos fueron coptados por Salinas de Gortari.

Aunque dijo que la UNAM es una gran universidad, el mandatario nacional aclaró que no todos cayeron en las redes de quien él califica como ‘padre del neoliberalismo’.

“Es una gran universidad, pero no estuvieron a la altura de las circunstancias. La crítica al neoliberalismo no surgió de la UNAM, al contrario, muchísimos académicos e intelectuales de la UNAM se dedicaron a legitimar la privatización: Salinas los cooptó a casi todos”. 

En la cita matutina con los medios en Palacio Nacional el presidente López Obrador resaltó que lejos de haber cumplido con su labor de cuestionar, en este caso al neoliberalismo, la universidad de la nación “se derechizó”.

Por ello, dijo, la máxima casa de estudios “requiere una sacudida”.

Y tan lejos estuvo la UNAM de los momentos clave, que quienes realmente hicieron algo fueron los estudiantes de la universidad privada Iberoamericana, refiriéndose al movimiento “Yo soy 132” creado para promover la democratización de los medios y en contra de la imposición de Enrique Peña, de quien se dijo fue un candidato impuesto por la televisora de Las Estrellas.

“¿El 132, de dónde surge? En la Ibero… ¿y dónde estaba la UNAM?”, cuestionó López Obrador.

No obstante, el mandatario nacional celebró que en torno a estos temas haya polémica, porque “ni modo que vamos a caer en la autocomplacencia”.

___

M21