Evadir #impuestos con facturas falsas era deporte nacional: Procurador Fiscal

El Procurador Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, afirmó que se acabó con la simulación, ahora se están llevando acciones reales y concretas en contra de los evasores fiscales que utilizaban las facturas falsas para no pagar impuestos. 

¡Se acabó la fiesta para los evasores!, afirmó, ya que a partir del gobierno del presente gobierno, ya no hay compensación fiscal y se sanciona como delito equiparable a la delincuencia organizada, la evasión de impuestos.

Tan solo en 2018, dijo, se el fraude llegó a cerca de 500 mil millones de pesos en impuestos que no se pagaron al fisco. 

“No se está simulando. Se están llevando acciones reales y concretas. Este es el cambio verdadero y tenemos que cambiar la cultura tributaria, vamos todos a pagar impuestos”, expresó.

El funcionario informó que se identificaron 43 empresas factureras, que han cometido defraudación fiscal, con las que participaron 8 mil 212 personas, tanto físicas como morales.

Ante ello, el día de ayer se presentaron 43 denuncias por lavado de dinero y 7 querellas por defraudación fiscal.

Asimismo llegarán requerimientos a todos los contribuyentes que compraron facturas a este grupo criminal para cumplir con sus responsabilidades fiscales en un plazo de tres meses, de no hacerlo se presumirá complicidad con los grupos factureros y se actuará en consecuencia.

La investigación

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público detalló en un comunicado de prensa de fecha 24 de junio de 2020, que  el Servicio de Administración Tributaria (SAT) analizó 22 millones de facturas.

Fue así que se identificó a  43 empresas que venden facturas de operaciones simuladas. El monto de las operaciones llevadas a cabo a través de estas facturas ascendió a 93 mil millones de pesos que, de haber pagado IVA e ISR, hubieran representado 11 mil 396 millones de pesos y 24 mil 500 millones de pesos respectivamente. 

Aunado a ello, muchas de estas empresas aparentemente contratan personas que vende servicios de honorarios o personal, les pagan y retienen el ISR; sin embargo, no hacen el pago de dicho impuesto al SAT, lo que suma 19 mil millones de pesos. 

En total, dejaron de recaudarse 55 mil 125 millones de pesos como consecuencia de todas estas operaciones simuladas.

El Procurador Fiscal señaló que con estas acciones, la Secretaría de Hacienda, a través del SAT y la Procuraduría Fiscal, impulsa un verdadero cambio de la cultura tributaria y acaba con años de simulación. ¡Se acabó la fiesta!

_______

M21