El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la reforma eléctrica conviene al pueblo, no como la mal llamada reforma energética del sexenio pasado que buscó el beneficio de unos cuantos.

“Que todos los mexicanos sepan por qué nos conviene la reforma constitucional, por qué le conviene al pueblo. Hay quienes no quieren porque a ellos les beneficia el marco legal actual, lo que fue la llamada reforma energética”.

La ley actual, dijo, “favorece a un puñado de empresas, a los potentados, a los que se sentían dueños de México, a costa del sufrimiento de la mayoría de la gente”.

En la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional dedicada a presentar un informe pormenorizado de la iniciativa de reforma, el Presidente destacó que entre los objetivos está garantizar un precio justo de la electricidad de uso doméstico.

Y fundamentalmente proteger los bienes de la nación, como el litio, considerado un mineral estratégico para el desarrollo tecnológico, anotó.

Se acabó la robadera

El presidente López Obrador destacó que la reforma eléctrica propone priorizar los bienes nacionales, contrario al periodo neoliberal cuando se intentó debilitar a la CFE para favorecer a particulares.

“Si no se hace la reforma a la Constitución, estas empresas terminan por apoderarse de todo el mercado eléctrico”.

Interés público no está a negociación

Asimismo, el primer mandatario reiteró que la reforma eléctrica y sus beneficios no son moneda de cambio.

Por lo que a diferencia de los tiempos anteriores, esta reforma no estará sujeta a negociaciones y tampoco habrá anonimato en las votaciones.

“Este es un asunto de interés público”.

Andrés Manuel López Obrador

_____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here