De no haber llegado el cambio político y social de 2018, tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “estarían ya en la bancarrota” y el país sería un caos, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“Nada más imaginen, si no se hubiese dado el cambio en el 18, ya Pemex estaría en bancarrota, la Comisión Federal lo mismo, y un caos en el país”. 

Andrés Manuel López Obrador

Dijo que sin ser adivino, el mandatario nacional sostuvo que de haberse mantenido el régimen de saqueo de la política neoliberal, el país no viviría inestabilidad.

“No soy adivino, pero tengo sensibilidad. Si no hubiese cambiado esa política de saqueo, el país estaría hundido, no hubiesen podido enfrentar la pandemia como lo hicimos, hubiese costado muchísimo más vidas, estaría el país destrozado”.

Inflación global

Al ser cuestionado en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional sobre la inflación que presenta su máximo en 20 años, según algunos medios. 

“No está en el máximo de 20 años la inflación… Es un asunto mundial”, dijo.

“Ahora nosotros tenemos estabilidad económica, financiera, no se endeudó al país, no se ha empobrecido al pueblo a pesar de la crisis económica y el prestigio de México está por lo alto”, resaltó.

Pero, para ubicarnos, el Presidente señaló que “si hubiesen continuado con los mismos planes”, la realidad sería distinta.

Cumpliendo compromisos

El mandatario nacional expuso que mientras gobierne la Cuarta Transformación se continuará apoyando tanto a Pemex como a la CFE y se mantendrá el compromiso de no subir las tarifas por el consumo de electricidad.

“Llevamos tres años sin que haya aumento en el precio de las gasolinas, del diésel y de la luz, y va a continuar sin problema, precisamente porque contamos con los instrumentos para que no aumente el precio de la luz”.

____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here