El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que gracias al subsidio a las gasolinas, es posible mantener la política de protección de precios de los combustibles.

Desde hace unas semanas el gobierno de México ha liberado a las gasolinas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), en beneficio de los consumidores.

Y esto es posible, dijo el Presidente porque: “no hay corrupción; segundo, tomamos decisiones desde el principio y estamos reduciendo las importaciones de combustible”.

Además, “porque aumenta el precio del crudo y nosotros podemos sostener el precio, que no haya gasolinazos, que no aumente por encima de la inflación”, así las utilidades por el incremento alcanzan para no cobrar el IEPS.

Por su parte, el procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, informó que actualmente se aplica el 100 por ciento del incentivo fiscal en el IEPS, lo que significa “una situación histórica”.

De acuerdo con datos de la Profeco, el precio promedio de la gasolina Magna se ubica en 21.44 pesos, de la Premium en 23.30 y del diésel en 22.55 pesos.

_____

M21