El desarrollo del Tren Maya ha generado conocimiento histórico, empezando por la ubicación de la zona, para muchos antes lejana e inexistente. 

Y es que el sureste del país, por razones de la geografía política, ha quedado a la zaga del desarrollo, incluyendo aspectos tan elementales como la dotación de servicios públicos, no obstante contar con importantes riquezas naturales.

Otro de los aportes en la construcción del Tren Maya es el hallazgo de vestigios arqueológicos. No es para menos, en aquella región se ubicaron culturas tan importantes como la maya y aún antes, la olmeca que fue la primera civilización de América. 

Así las cosas, en los mil 500 kilómetros que abarca la vía para conectar el sureste de México, se han logrado más de 15 mil salvamentos de vestigios arqueológicos.

Esta labor se ha hecho de la mano del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dependencia que ya resguarda los tesoros encontrados durante la realización de la obra, según lo informa en la cuenta oficial del Tren Maya en la red social 

____

M21