Foto: Militantes de Morena (campaña 2018). *Archivo M21.

Por orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral realizará una encuesta abierta a la militancia y simpatizantes de Morena, con el fin de elegir presidente y secretario o secretaria general del partido. 

En sesión privada y con el formato de videoconferencia, los magistrados del TEPJF concluyeron que el partido incumplió las determinaciones judiciales que le mandató, por lo que resolvieron dejar sin efecto todos los actos y disposiciones emitidos por el partido, relacionados con la elección de la Presidencia y Secretaría General del CEN. 

Por unanimidad, rechazaron la prórroga que solicitó el dirigente interino, Alfonso Ramírez Cuéllar, ya que implicaba una modificación para que permaneciera casi un año como dirigente provisional.

Por ello, resolvieron que el INE haga la encuesta abierta, bajo sus propias condiciones, cuidando la salud de los militantes y simpatizantes, sin que sea necesario realizar las asambleas que establece el estatuto de Morena. 

El Tribunal definió a la encuesta abierta como aquella que se realice entre la ciudadanía respecto de personas que se auto adscriban como militantes y simpatizantes de Morena, para la elección de la Presidencia y Secretaría General, dado que el propio partido ha generado una circunstancia de falta de certeza y confiabilidad con un padrón diverso al previamente validado por el INE, además que en ella podrá participar como candidato cualquier militante que cumpla los requisitos estatutarios, salvo el de ser consejero nacional.  

Unas horas antes de la sentencia, Ramírez Cuéllar desconoció la decisión del Tribunal Electoral, el mismo que lo nombró como interino específicamente para que realizara el proceso de elección interna, que incumplió.

Y además descalificó, sin pruebas, a los magistrados, señalándolos de dejarse sobornar por “algunos diputados, algunos empresarios y por funcionarios públicos”, como el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta.

Con la sentencia del TEPJF, el ex líder de El Barzón y diputado federal con licencia, terminará su interinato sin haber realizado la labor que le fue ordenada como dirigente, dejará a una militancia insatisfecha y difícilmente podrá borrar esa declaración de guerra que le hizo a la máxima autoridad en materia electoral de nuestro país.

Captura de pantalla: voto de los magistrados del TEPJF.

1 COMENTARIO

Comments are closed.