presidencia de Morena
Foto: Día del registro de Yeidckol Polevnsky en el INE (M21).

La aspiración de Yeidckol Polevnsky a la presidencia de Morena es legítima; así lo confirmó el TEPJF al validar el registro que la líder política realizó el pasado 12 de septiembre ante el Instituto Nacional Electoral. 

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación concluyó que fueron improcedentes las impugnaciones realizadas contra su registro. 

Bajo el formato de videoconferencia, las magistradas y magistrados electorales resolvieron que Polevnsky sí puede contender a la presidencia del CEN, debido a que, si bien fue electa en 2015 como secretaria general, ello no constituye un impedimento para participar en el actual procedimiento de renovación organizado por el INE.

Esto, por la reforma al artículo 10 de los estatutos de Morena de diciembre de 2018, que regula la reelección consecutiva de cargos partidistas, y que señala que quien ocupe un cargo de dirección ejecutiva (comités ejecutivos municipales, estatales o nacional) “solo podrá postularse de manera sucesiva para distinto cargo del mismo nivel hasta en dos ocasiones, en cuyo caso, para volver a integrar un cargo de dirección ejecutiva, en ese mismo nivel, deberá dejar pasar un período de tres años. No se permitirá la participación en dos cargos de dirección ejecutiva de manera simultánea”.

La Sala Superior resolvió que el artículo 10 del estatuto reformado en 2018 es la norma que rige actualmente, de tal manera que las personas electas para el periodo 2015-2019 pueden contender de manera consecutiva, sin esperar tres años, a un cargo distinto en un órgano del mismo nivel.

Por lo anterior, Polevnsky, como actual secretaria general de Morena, automáticamente queda en la terna de las mujeres que competirán contra tres hombres en la encuesta que el árbitro electoral organizó y dejó en manos de las casas encuestadoras: Parametría, Mendoza y Asociados y Demotecnia.