El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo ante los países integrantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que la corrupción es la causa de la desigualdad, la injusticia y la pobreza en el mundo. 

Aunque increpó las acciones del organismo internacional, confió en que aún es tiempo de actuar.

“Nunca en la historia de esta organización se ha hecho algo realmente sustancial en beneficio de los pobres, pero nunca es tarde para hacer justicia. Hoy es tiempo de actuar contra la marginación atendiendo las causas y no solo las consecuencias”.

Al presidir la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, propuso “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar. El objetivo es garantizar el derecho a una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de dos dólares diarios“.

Tres acciones para salvar al mundo:

La propuesta de México para establecer el Estado Mundial de Fraternidad y Bienestar, dijo el presidente López Obrador, es financiar con un fondo procedente de al menos tres fuentes.

Primera: el cobro de una contribución voluntaria anual del cuatro por ciento de las fortunas a las mil personas más ricas del planeta. 

Segunda: una aportación similar, es decir, del cuatro por ciento, por parte de las mil corporaciones privadas más importantes por su valor en el mercado mundial.

Tercera: una cooperación del 0.2 por ciento del PIB de cada uno de los países integrantes del Grupo de los 20. 

“De cumplirse esta meta de ingresos, el fondo podría disponer anualmente de alrededor de un billón de dólares”, aseguró. 

“Los recursos de este fondo deben llegar a los beneficiarios de manera directa, sin intermediación alguna, porque cuando se entregan fondos supuestamente para ayudar a los pobres a organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil o a otro tipo de organizaciones, no quiero generalizar, pero en muchos casos, ese dinero se queda en aparatos burocráticos, en pagar oficinas de lujo, en mantener asesores o se desvía y termina por no llegar a los beneficiarios”.

Al igual que con los programas integrales de bienestar que impulsa el gobierno de México, el mandatario nacional sugirió que para asegurar la entrega directa a los beneficiarios se puede hacer con una tarjeta o un monedero electrónico.

Sí se puede

Asimismo, confió en que la propuesta mexicana cunda en el ánimo de los países miembros de la ONU dado que la propuesta de México al frente del Consejo de Seguridad, no radica en sugerir invasiones ni el uso de armas nucleares, sino que finca la confianza en trabajar en solidariamente para alcanzar la paz. 

Solo siendo buenos podemos ser dichosos

“Nuestra propuesta no se refiere a armas nucleares o invasiones militares ni pone en riesgo la seguridad de ningún Estado; por el contrario, busca construir estabilidad y paz por medio de la solidaridad con quienes más necesitan de nuestro apoyo”, expresó.

“Estoy seguro que todos, ricos y pobres, donantes y beneficiarios, vamos a estar más tranquilos con nuestra conciencia y viviremos con mayor fortaleza moral (porque) solo siendo buenos podemos ser dichosos”.

_____

M21