El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su intención de proponer una reforma constitucional con miras a que el Estado tenga el control del 54 por ciento del  mercado de la energía eléctrica.

Así lo anunció durante la conferencia de prensa matutina al subrayar que la reforma es beneficio de los consumidores domésticos y para impulsar el desarrollo de México. 

“Vamos a modificar la Constitución para que 54 por ciento de la energía eléctrica sea abastecido por la Comisión Federal de Electricidad y 46 por ciento para la iniciativa privada”.

“No es desplazar al sector privado, es poner orden porque no se le puede dar el mismo trato a Repsol o a Odebrecht que a la Comisión Federal de Electricidad, que es una empresa pública que no tiene fines de lucro”.

El primer mandatario destacó que la CFE como empresa pública que no tiene fines de lucro, por lo que al asumir el control del 54 por ciento del mercado, por encima de las empresas privadas, el beneficio será que no aumente la luz.

Por el bien de todos

“La reforma  que estamos proponiendo es un asunto hasta de seguridad nacional, tiene que ver con la protección civil, con garantizar que no haya apagones, que no nos falte nunca la luz, pero se necesita poner orden”.

El primer mandatario indicó que actualmente la CFE puede aportar solo el 35 por ciento, aunque tiene capacidad para más; sin embargo, las plantas generadoras están subutilizadas debido a las medidas adoptadas durante el periodo neoliberal en beneficio del sector privado.

____

M21