Luego de que se aprobara la reforma eléctrica surgieron los amparos, poniendo de manifiesto el enojo de empresas, empresarios y el trabajo de los jueces, quienes al parecer reciben órdenes de los dueños del dinero.

El presidente López Obrador anunció que acudirá a la Suprema Corte de Justicia para que haga una revisión sobre el proceder de los jueces.

“Apenas se va publicando la reforma y ahí va el amparo. Nosotros vamos a la Suprema Corte y queremos que la judicatura haga una revisión del proceder de los jueces. Sería el colmo que el Poder Judicial del país, estuviese al servicio de particulares”, cuestionó.

Señaló que la reforma eléctrica ha causado la molestia de “los dueños de las empresas extranjeras y también de algunos mexicanos, pero la verdad estaban abusando, vendiendo la energía eléctrica, recibiendo subsidio”.

Son gángsters

Recordó que las empresas extranjeras, en unión con los gobiernos y jueces neoliberales, actuaron de manera gangsteril, porque se creían dueños de la riqueza nacional, hacían jugosos contratos perjudiciales para el pueblo.

“Estos jueces se crearon, surgen cuando se lleva a cabo la reforma energética para proteger a las empresas particulares y extranjeras, no para proteger y defender el interés nacional”, apuntó.

Señaló que el ejemplo más claro, vergonzoso y humillante de ese actuar fueron los contratos de Iberdrola, empresa española “que de manera gansteril” se llevó a trabajar al ex presidente Felipe Calderón y a la ex secretaria Georgina Kessel, a su consejo de administración. 

¡Cómo!, exclamó el Presidente. “Es una falta de respeto al pueblo de México, a nuestra nación, es una vergüenza”.

_______

M21