El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que el proceso contra su predecesor Enrique Peña Nieto, iniciado por la Fiscalía General de la República (FGR) sea un acto de venganza política.

“Es la Fiscalía la responsable de hacer estas indagatorias. Aquí nada más aclarar que la Fiscalía da a conocer que existen estas denuncias, y yo creo que la misma fiscalía habla de que se están estudiando”, aclaró.

A propósito del boletín emitido la víspera por la FGR dando cuenta de las investigaciones sobre presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, transferencias ilegales, lavado de dinero y delitos electorales, López Obrador indicó que la fiscalía es la responsable de hacer “estas indagatorias”.

Y será el Poder Judicial, el encargado de dar seguimiento al proceso, que desde el Ejecutivo no habrá instrucciones en el caso.

“He dicho, los procesos que existen tienen que tener su curso, nosotros no podemos decirle al fiscal que no actúe o a una dependencia que tenga una carpeta sobre irregularidades o posibles irregularidades”.

Además, reiteró que su postura respecto a llevar a juicio a los ex presidentes es mirar hacia adelante porque “eso lo tiene que decidir la fiscalía, no me corresponde a mí, y no es mi fuerte la venganza”.

____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

fourteen + seventeen =