Dos cosas no hay: ni sucesión adelantada ni candidato o candidata preferida para ocupar la presidencia de la República, a decir del mandatario nacional.

No obstante, la pregunta es recurrente al primer mandatario quien hoy reiteró no tener preferencia por alguien en particular. 

–“¿Se puede afirmar que Claudia es su preferida para sucederlo?”–, preguntaron al presidente López Obrador en la conferencia matutina en Palacio Nacional.

“Te digo: no tengo ningún preferido, a ninguna preferida, hablando en términos de pluralidad y de género”, contestó.

No sin antes recordar el proceso democrático que rige al partido que fundó. Porque en Morena, dijo,  hubo cosas que ayudaron a resolver conflictos, tales como las encuestas para elegir a los candidatos.

Eso, agregó, además de estar en los estatutos de Morena, es el método que permite “cuidar las elecciones de candidatos para que no metieran la mano quienes estaban en contra del movimiento de transformación”. 

Y aunque no declara literalmente que Claudia Sheinbaum es la preferida o la candidata que garantice la continuidad de la Cuarta Transformación, el presidente López Obrador sí hace pública y notoria la admiración y confianza que profesa a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. 

Hay relevo

En lo que sí ha sido claro el mandatario es en la tranquilidad que le da da contar con relevo generacional.

“Afortunadamente yo estoy muy contento porque hay relevo generacional, lo que dije lo vuelvo a refrendar, hay relevo generacional. Sería lamentable que no hubiese gente con capacidad, mujeres, hombres. Hay muchísimos para continuar con la obra de transformación”.

Quién es quién

Por añadidura, el pueblo despertó y será el que decida, expresó. 

“La gente está muy despierta. Se hace una encuesta, dos, tres y se ve quién es quién, y se resuelve el problema, ese es el método que yo considero más conveniente”.

Andrés Manuel López Obrador

____

M21

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here